Infecciones lagrimales

Como he comentado en el apartado de obstrucciones lagrimales, siempre que existe una obstrucción lagrimal, al no existir un flujo constante de las lágrimas, éstas se estancan y acumulan y pueden producirse infecciones.

En función del nivel de la obstrucción las infecciones serán diferentes, por ejemplo, si existe una obstrucción en los puntos lagrimales, habrá tendencia a padecer conjuntivitis, mientras que si la obstrucción es baja y la secreción se acumula en el saco lagrimal, se corre el peligro de sufrir infecciones llamadas dacriocistitis agudas, que cursan con dolor importante y la formación de un bulto en el canto interno del ojo.

Tratamiento

El tratamiento generalmente se realiza mediante cirugía y suele ser curativo en todos los casos. En casos de tumores de gran tamaño, tras su extirpación es necesario realizar una reconstrucción, existen diferentes opciones para reconstruir los párpados tras la extirpación de un tumor o tras traumatismos, y generalmente los resultados tanto funcionales como estéticos son muy satisfactorios.