Ante la avalancha de casos nuevos que se están extendiendo por el mundo del nuevo coronavirus denominado técnicamente (SARS-CoV-2: coronavirus 2 asociado al síndrome respiratorio agudo severo), conviene mencionar algunas cuestiones que, seguro que muchos os estáis preguntando, sobre todo para tener las ideas claras y no crear más confusión de la que ya hay.

Ante todo, hay que decir que estamos hablando de un virus nuevo para la medicina, por lo que aún se desconocen muchas de sus características, de ahí que en ocasiones incluso la información dada por expertos pueda parecer confusa y contradictoria.

Si la información proporcionada por expertos es confusa, imaginemos como puede resultar la proporcionada en base a rumores, noticias falsas, bots, etc. que no hacen más que crear más confusión a una situación ya de por sí compleja.

¿Qué es el coronavirus (SARS-CoV-2) y qué enfermedades causa?

Es un virus de origen animal que recientemente ha comenzado a infectar a seres humanos, describiéndose los primeros casos en China como todos saben, y posteriormente extendiéndose de manera rápida por todo el mundo.

La mayoría de los casos parecen presentar un cuadro pseudogripal, con síntomas de vías respiratorias y mayor o menor afectación del estado general en función de muchos factores, la mayoría de ellos aún desconocidos. En un porcentaje bajo de pacientes, sobre todo de edad avanzada, el cuadro puede complicarse con una afectación de vías respiratorias bajas (neumonía) y revestir más gravedad, pudiendo llegar incluso a ocasionar el fallecimiento de estos pacientes.

¿Cómo se contagia?

Parece ser que existen varias vías de contagio, e incluso no se puede descartar que aparezcan algunas nuevas conforme se van descubriendo más características del virus.

Las principales vías descritas serían mediante contacto directo con pequeñas gotas microscópicas desprendidas por gente infectada al hablar, toser o estornudar, el contacto con estas gotitas podría ser directo, simplemente por estar cerca de estos pacientes, o indirecto tocando cualquier superficie en la que se hayan depositado las gotitas con los virus.

¿Afecta el coronavirus a los ojos?

Existen algunos reportes de casos de pacientes afectos por el virus que además del cuadro descrito anteriormente han presentado conjuntivitis. Posiblemente estos casos han podido tener una exposición al virus mediante gotas respiratorias que hayan entrado en contacto directo con el ojo. Sin embargo, el simple hecho de padecer una conjuntivitis, si no se acompaña del resto del cuadro respiratorio, no representa una sospecha de enfermedad por lo que no debe alarmarnos.

¿Cómo evitar la infección?

Hasta ahora, las medidas descritas incluyen disminuir o evitar el contacto cercano con personas que puedan estar infectadas, y lavarnos las manos frecuentemente y/o usar soluciones apropiadas para eliminar los virus en caso de que hayamos tocado algo que tuviera virus.